Jóvenes y diabetes: Recomendaciones para disfrutar de las vacaciones

compartir   

 
Main Image

Si eres joven y tienes diabetes, ¡no te preocupes! Puedes irte de vacaciones tomando algunas precauciones.

Una vez terminadas las clases, es momento de disfrutar del verano. Surgirán algunas modificaciones en tu ritmo de vida: cambios de horario, incremento del deporte, salidas con los amigos, excursiones, viajes, etc.

Estos cambios van a influir en tu control glucémico, pero no debes pensar en renunciar a ninguna de estas actividades. Puedes mantener un buen control de la glucemia adaptando la dieta e insulina a estas nuevas situaciones. Si tienes alguna duda, planifícalo con tu profesional sanitario, quien te indicará las pautas a seguir y los reajustes necesarios en tu tratamiento.

Por ejemplo, en caso de realizar actividades físicas más intensas (deporte, excursiones, baile, etc.):

  • Realiza autocontroles antes de empezar el ejercicio.
  • No realices ejercicio si tu glucemia es superior a 250 mg/dL (tampoco si tienes acetona en orina).
  • Planifica la actividad física en las horas de menor acción de la insulina, evitando las horas de máxima - acción.
  • No te inyectes insulina en las zonas sometidas al ejercicio, ni en las expuestas al sol. Por ejemplo: si practicas ciclismo, inyéctate preferentemente la insulina en los brazos y no en las piernas; si vas a bailar, hazlo en el abdomen y no en brazos o piernas.
  • Toma suplementos de alimentos con hidratos de carbono antes y después del ejercicio.
  • Lleva siempre a mano y fácilmente utilizable azúcar o glucosa por si aparece una hipoglucemia.
  • Realiza autocontroles más frecuentes, especialmente después del ejercicio. Por ejemplo, el efecto hipoglucemiante después de un partido de tenis puede durar más de dos horas, es importante medir el nivel de glucemia después del ejercicio.
  • Bebe abundante agua.
  • Elige ropa y calzado cómodo.

Y si tus vacaciones son en la playa, debes tener en cuenta:

  • Aumentar progresivamente el tiempo de exposición al sol, evitando al principio las horas del mediodía cuando el sol es más intenso.
  • Beber abundante agua.
  • Utilizar siempre protección solar.
  • Proteger de las altas temperaturas el material necesario para el autocontrol y para la inyección de insulina.

Durante las vacaciones es muy importante realizar autocontroles más frecuentemente, lo que permitirá modificar, de ser necesario, el tratamiento y disfrutar de las vacaciones sin ningún tipo de problema.

La información facilitada por Ascensia Diabetes Care Spain SL es de tipo general. No está destinada a ser utilizada como recomendación médica, de diagnóstico o tratamiento, y no debe sustituir las recomendaciones de su profesional de la salud.