Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

La monitorización continua de la glucosa (MCG), es el proceso de medir de forma automática la cantidad de azúcar (glucosa) en el cuerpo cada pocos minutos mediante un sensor que se coloca debajo de la piel. Las lecturas continuas permiten al sistema utilizar la información para predecir la dirección del nivel de glucosa, información que se mostrará con una flecha. Con el valor real de la glucosa, además de la flecha, puedes obtener más información sobre el estado de tus niveles de glucosa.

Los sistemas de MCG disponibles actualmente miden la glucosa que se encuentra en el líquido intersticial, el líquido intercelular debajo de la piel. Dado que la MCG mide la glucosa en una zona distinta del cuerpo, no tendrá la misma concentración que la sangre, pero es muy similar. Un glucómetro requiere extraer una pequeña muestra de sangre habitualmente de la punta del dedo y colocarla en una tira reactiva que se introduce en un medidor. El medidor ofrece un valor de glucosa en función de la cantidad de glucosa en la muestra de sangre en ese momento. La MCG ofrece valores de la glucosa de forma automática y continua cada pocos minutos utilizando un sensor que se inserta debajo de la piel. El nivel de glucosa obtenido de la sangre puede diferir del que se encuentra en el líquido subcutáneo. Con sistemas tradicionales de MCG y MFG (Monitorización Flash de glucosa), debe colocarse un nuevo sensor en la piel cada 7-14 días. Con el sistema de MCG Eversense, un único sensor insertado por un profesional dura meses.

El sistema de MCG Eversense emplea tecnología de fluorescencia para medir la glucosa con un sensor diminuto que se implanta debajo de la piel. Esta tecnología avanzada de MCG permite usar un único sensor durante meses. Se utiliza un transmisor inteligente colocado sobre el sensor con un adhesivo suave que se cambia cada día. Puede quitarse y cambiarse el transmisor inteligente sin que finalice la sesión del sensor. El transmisor inteligente activa inalámbricamente el sensor, recopila los datos de la glucosa y los envía a la aplicación para móvil Eversense.

La monitorización Flash (MFG), emplea un sensor colocado en el cuerpo que requiere la inserción de un nuevo sensor cada 10-14 días. La MFG proporciona un valor de glucosa a demanda por escaneo de un lector o aplicación móvil por encima del sensor para obtener de forma inalámbrica un valor de glucosa. El sistema de MCG Eversense utiliza un pequeño sensor que se inserta por completo debajo de la piel y no necesita cambiarse durante hasta 6 meses. Un transmisor inteligente activa inalámbricamente el sensor, recopila de forma automática los datos de la glucosa cada 5 minutos y los envía a la aplicación para móvil Eversense de su teléfono móvil compatible. Las alertas se pueden activar de forma automática. 

Se trata de un procedimiento que realiza un profesional sanitario en la consulta y normalmente supone aproximadamente 15 minutos.

El transmisor inteligente enciende inalámbricamente el sensor, con lo cual este queda activado y muestra una luz LED parpadeante. Un recubrimiento con polímeros fluorescentes en el exterior del sensor responde a la luz LED. La glucosa del cuerpo se une de forma reversible al recubrimiento y la cantidad de luz emitida por este aumenta y se reduce con la concentración de glucosa del cuerpo. Esta emisión de luz se mide mediante fotodetectores dentro del sensor. Un circuito especial digitaliza las medidas y envía la información al transmisor inteligente. El transmisor inteligente calcula el valor de la glucosa, la dirección y la velocidad de los cambios y envía la información a la aplicación móvil.

El transmisor inteligente envía los datos de glucosa a través de Bluetooth® a un teléfono móvil compatible que tenga instalada la aplicación para móvil Eversense.

El sistema de MCG Eversense es compatible con distintos dispositivos. Para ver una lista completa, vaya la página Compatibilidad.

El transmisor inteligente envía las lecturas de glucemia a la aplicación de forma automática cada 5 minutos.

Sí, el transmisor inteligente es resistente al agua. Puede sumergirse en 1 metro de agua durante un máximo de 30 minutos.

Recibirás alertas mediante vibración sobre el cuerpo cuando alcance los niveles de alerta de glucosa que haya configurado. También verás y oirás la alerta o la notificación en la aplicación para móvil Eversense.

El sistema de MCG Eversense es compatible con Roche Smart Pix 3.0, Diasend/Glooko y el programa de DMS Eversense. Para obtener más información sobre DMS Eversense, vaya a la página Sistema de gestión de datos Eversense.